Internacionales

3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa

A iniciativa de la UNESCO, la Asamblea General de la ONU acordó celebrar en 1993 el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Se escogió el 3 de mayo para recordar la aprobación, en 1991, de la Declaración de Windhoek para la Promoción de una Prensa Independiente y Plural en África, acto que tuvo lugar en la clausura de un seminario sobre libertad de prensa organizado por UNESCO y la ONU en Windhoek, Namibia.

La propuesta de la UNESCO estuvo sustentada en una resolución suscrita en la Conferencia General de esta organización en 1991, titulada «Promoviendo la libertad de prensa en el mundo», y por la cual la UNESCO reconocía que una prensa independiente, plural y libre es un componente esencial de cualquier sociedad democrática. 

El Secretario General

Mensaje con ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa

3 de mayo de 2020

Los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación cumplen una tarea fundamental para ayudarnos a tomar decisiones informadas. Mientras el mundo lucha contra la pandemia del COVID-19, esas decisiones pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, hacemos un llamamiento a los Gobiernos y a otras partes interesadas para que garanticen que los periodistas puedan hacer su trabajo durante toda la pandemia de COVID-19 y después también.

A medida que la pandemia se extiende, también ha dado lugar a una segunda pandemia de desinformación, desde consejos de salud perjudiciales hasta teorías conspirativas descabelladas.

La prensa nos brinda el antídoto: noticias y análisis verificados, científicos y basados en la realidad. Pero desde que comenzó la pandemia, muchos periodistas están siendo objeto de mayores restricciones y castigos tan solo por hacer su trabajo.

Las restricciones temporales a la libertad de circulación son esenciales para vencer al COVID-19. Sin embargo, no se debe abusar de ellas como excusa para reprimir la capacidad de los periodistas de llevar a cabo su labor.

Hoy, agradecemos a los medios de comunicación por proporcionar datos fácticos y análisis; por hacer rendir cuentas a los dirigentes de todos los sectores; y por decir las cosas como son.

Reconocemos en particular a los que desempeñan un papel fundamental para salvar vidas en la información sobre la salud pública.

Y pedimos a los Gobiernos que protejan a los trabajadores de los medios de comunicación y que fortalezcan y mantengan la libertad de prensa, que es esencial para un futuro de paz, justicia y derechos humanos para todos.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: