Parroquia Dulce Nombre de Jesús El Calvario suspende las eucaristías públicas por COVID-19

AVISO PARROQUIAL:

En vista de las circunstancias actuales que afectan altamente la salud de todos nuestros feligreses, bajo la autorización de nuestro obispo diocesano Monseñor René Sándigo y guiados bajo la iluminación y sabiduría del Espiritu Santo se comunican las siguientes medidas para todos los feligreses de la Parroquia Dulce Nombre de Jesús – El Calvario de la ciudad de Chinandega:

1) Suspensión de las eucaristías públicas en nuestro templo parroquial a partir del dia 22 de Mayo de 2020 hasta nuevo aviso. Dichas celebraciones se realizaran únicamente con el celebrante, nuestro párroco, presidiendo la asamblea (es decir, sin presencia de fieles en el templo parroquial, solamente las personas que participarán en la eucaristía: lector, sacristán y camarógrafo).

2) Sólo se realizarán las eucaristías vespertinas en horarios previamente anunciados.
Martes a Sábados: 5:30 pm
Domingo : 10:00 am

3) La Capilla de Adoración Eucarística permanecerá abierta en ciertos horarios a anunciarse próximamente con presencia máxima de 8 personas (normartivas a anunicarse en otro comunicado)

4) La eucaristia dominical se realizará a las 10:00 am para permanecer y cumplir con el precepto dominical.

5) La única entrada al templo que estará habilitada será la que se encuentra en el costado sur del mismo frente a la casa cural.

6) Las celebraciones eucarísticas de cuerpo presente, aniversario y bodas quedan suspendidas hasta nuevo aviso.

7) Se podrán realizar intenciones en las eucaristías, para esto deberán pasar dejando la intención por la casa cural donde serán atendidos bajo las normativas de seguridad e higiene.

8. Mayor información será compartida por este medio informativo para la feligresía en general.

En estos tiempos difíciles permanezcamos unidos en el amor de Dios, acudamos a nuestras madre la Virgen María para que juntos como hermanos volvamos a reunirnos a adorar a Dios en comunidad. Agradecemos su compresión y de manera muy especial elevamos nuestra oración al cielo para que juntos tomados de las manos pasemos la tormentosa y experimentemos la paz al final de la misma.

Dios y la Virgen María nos guarden de todo peligro y nos protejan de todo mal. Amén

Atentamente,
Pbro. Armando Pinell.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: